31 jul. 2008

"Pocas relaciones adquieren hermosura
porque no llegan al término de la sinceridad
en la que el secreto desaparece
y, lógicamente, por el respeto es sustituido
al haber llegado al punto sin retorno
de la revelación en la dependencia vital afín.
Entonces nace la alegría de saberse aceptado
sobre aquellas esencias que ya no se ocultan
y no pueden dar más que alas a la libertad
a quienes así sienten su exigente situación
más allá de las íntimas tendencias y necesidades
en la seguridad de saberse mutuamente.

Quizá el dolor apareciera para darle vida
quizá la confusión se adueñara de vanas ilusiones
quizá necesariamente ambos elementos deban darse
como síntoma y medicina de almas que se encuentran
y la belleza que descubren el uno en el otro
deba dejar que se posen las tribulaciones circunstanciales
revelándose la idea que ambos descubren
como verdadero amor
donde ya no caben las establecidas concepciones."

25 jul. 2008

"Aprender a despedirse
es quizá lo más difícil
cuando un ser querido
no da otra posibilidad
ante su desaparición definitiva.
Los sentimientos, hondamente,
emergen sin consuelo
pues la sensación de haber perdido
es tan grande como el vacío
dejando como único recurso
los recuerdos que se agolpan
en el corazón del que se siente morir
pero sigue vivo.
Tengo la seguridad de que lo mejor
ha sucedido en esa persona
que muriendo nos enseña
a vivir con sus recuerdos
y cuando todo se calme
la añoranza extraiga
la esencia que nos dejó
pues al igual que el parto
en la muerte, su dolor,
es hacia una nueva vida."

11 jul. 2008

"Creo firmemente que la vida

por ser o por no ser

necesariamente nos embauca

para que se de

lo que deba ser.

Utiliza mil argucias

agitando las necesidades

haciéndonos creer como fin

lo que visto desde la historia

resulta ser sólo un elemento.

Nosotros, menos que ella,

sentimos lo que ella quiere

pasión o dolor verdadero

tristeza o alegría pasajera

porque todo resulta obedecer

a su quimérica certidumbre."

10 jul. 2008

A la poesía

"Qué raro se me hace

pasar un tiempo sin reflexión

con lo acostumbrado que estaba

a lidiar las razones

que mi inquietud me mostraba

y mi deseo quería

en lo que parece haber cesado.

Ahora, paso este tiempo,

en una tranquilidad inusual

intentando dar vida a la poesía

que a tientas me busca desesperada

salivando versos en mi boca

que no terminan de formarse.

Aprovechemos este tiempo de tregua

ya que no hay lucha por aquello que anhelaba

y aunque no acuda la melancolía

ni la elegíaca tristeza

imprégname de estas sensaciones

con tanta intensidad

que sea ésta ahora mi inquietud

pues se que yo también puedo."

5 jul. 2008

"Pasará el tiempo y como anécdota

quedarán los sucesos que en el pasado

suscitaron dudas, generaron inquietudes,

produjeron rupturas y también uniones

en ese futuro que será presente

cuando al recordar sopese

mi vida y quiera entender su sentido.

Pero siempre me impregnará

la doliente realidad que llena de miradas

quieran convertir el avance personal

en furtivas escapadas inaceptables

que tanto daño me harán

pero sin ellas, no podré vivir

porque siempre existirá

quien entienda la vida lineal.

¿Cómo puedo apartar de mi atención

a quien se me muestra

en la intimidad del desnudo integral

de ese espíritu encerrado en cuerpo

lleno de llagas, heridas y latigazos

cuya sanación es mostrarse?

Cuando llegue mi momento

quiero tener la tranquilidad

del animal que se tumba

esperando la muerte

porque en su vida no quede

vacío por llenar."

4 jul. 2008

"Quizá seamos como el viento

que no se ve pero está,

quizá seamos el movimiento

sin ser en sí finalidad,

es difícil concebir

nuestro mundo sin ello.

Unas veces será tormentoso

otras relajante quietud

otras miedo, temor, tristeza

quizá con añoranza o alegría

motive al espíritu que lo lea.

¿Cómo puede sin poesía

cualquier mundo existir?

¿No será que nos permite

coger aire para respirar?"

1 jul. 2008

"El tiempo es el mejor

antídoto de la tristeza

cuando la distancia

se interpone entre el trato

y el deseo.

No es volar tener alas

ni ave haber nacido

ni corrientes que suspendan

la voluntad y la dirijan.

El anhelo hace que las olas

erosionen acantilados

y tras el tiempo transcurrido

el peso suspendido caiga

como castigándolas

por haber atentado

contra la inhiesta realidad.

La vida nunca es quietud

porque no puede haber avance

sin el desplome necesario

para tras el llanto

encontrar la realidad."

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.