podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.

30 oct. 2012

Entre tonos de transparencias...




“Entre tonos de transparencias
todo se refleja en su esfera
mantenida por remolinos
de sentir en movimiento
creando un microclima adaptado
que protege al aliento creador...

Pero esto es tan frágil
que una mínima presión la destruye
y desaparece con pena
lo que impedía parpadear
de admiración.

A veces,
a una pompa se asemeja
nuestro corazón
cuando en ciertos momentos
la realidad le agrede y explotando
tan sólo deja pringosas salpicaduras
sobre la verdad cotidiana
quien diluye tu belleza
tan rápidamente,
que te entristeces
por ambas cosas.”

28 oct. 2012

A veces...

“A veces,
como ese niño que a su madre
le instiga entorpeciéndole en su quehacer
intentando captar su atención
obligándola a mirarle
con el insistente ¡mira lo que hago!
y tras dirigirle esas palabras entrañables
¡muy bien!, ¡ya te miro!
aunque no mucho rato,
lo calma...

Me veo con mis cosillas
cuando las muestro al mundo
en la incertidumbre del silencio
pero al recibir tu respuesta,
ese infante que llevo dentro
y que no quiere crecer,
surge en forma de sonrisa
reflejo de un corazón tranquilo
de quien sabe de su dependencia,
Tú.”

Alivia la sequedad de mi garganta...


"Alivia la sequedad de mi garganta,
por mis alveolos
el oxígeno es mejor recibido,
mi piel es más tersa y suave,
rejuvenece al corazón,
mis heridas aceleradamente sanan,
duermo como un niño
y aumenta mi energía vital 
cuando mezclo la miel
con tu cuerpo."

27 oct. 2012

En la laguna intermedia entre ser y no ser...

“En la laguna intermedia entre ser y no ser
donde no hay sabiduría ajena que lo vadee
ni puede ser navegada con navío de otros
se debate la decisión más importante.

Otras veces te valió con nadar,
pero ahora te hundiste,
te dejaste llevar, como en el pasado sabías,
sin que te llevara a ninguna parte,
así que entiendo que la tristeza todo lo inunde
porque nadie puede ir contra la corriente
que uno mismo crea
y luchar contra ello es ahogarse
cuando la única solución
es a ella...
sumarse.”

24 oct. 2012

Abultas tus suaves mejillas...

“Abultas tus suaves mejillas
obligando a los maquillados labios
rojos, perfilados, apetecibles, carnosos,
a una mueca de agrado por mi presencia,
medio sonriendo, discreta, timidilla...
como si con ese lenguaje me dijeras:
te gusté, lo se, te gusté.

Tensa con la postura perfecta
casi sin mover tu enhiesto cuello
notabas desde la distancia
como en ti me fijaba
al acercarte a mi.

Ya, muy próximos,
centrado en el paso elegante y decidido
perseguía la forma de tus pies
elevados por clásicos tacones
donde surgían
cercano a sugerentes tobillos
la hermosa forma de tus piernas
imbuidas en un magnífico tejano
que realzaba tu cadera
obligándome a homenajearla
con mi vista unos instantes.

Generaste en mi el deseo
intrigado por tu entallada blusa
pues al pasar a mi lado
superaste un obstáculo
donde estirando levemente la espalda
quedé preso de la estela de tu perfume
y una fugaz impresión de tu piel.

Se balanceaba a tu ritmo
un bolso en tu brazo flexionado
mano cerrada,
manicura perfecta
muñeca al cielo,
que aprovechando el contoneo
corregiste a un colgante moderno
para situarlo discretamente
entre tus protegidos senos.

Aunque no te conozco,
impulsiva complacencia,
quiero homenajearte con este poema
que en mis ojos empezó a escribirse
al revelarse en mi tu belleza
pues detrás de tus gafas oscuras,
se que me inquiriste desde la distancia
y por eso...
discretamente,
me sonreíste.”

Seguro que te sería más placentero...

“Seguro que te sería más placentero,
cuando entre prendas a probarte
me tuvieras de percha y consejero
y por mis gestos y reacciones
comprobaras, junto al indolente espejo,
que en ese espacio,
aunque arriesgadamente pequeño,
pudieras llenarte de emociones
atraídas por la pasión y la ternura
al sentirte no sólo bien aconsejada
sino cómo el deseo por ti
brota por mis poros
con cada gesto tuyo al desvestirte,
bien con seleccionada ropa superficial
bien sugerentemente íntima,
pues notarías como mis ojos te escudriñan
y mis inquietas manos temblarían al tocarte
en la imaginación que sólo tú
podrás llevar a la realidad
haciéndote sentir al extremo
deseada.”

20 oct. 2012

Siento ahogo, me falta el aire...

“Siento ahogo, me falta el aire,
aunque no son para tanto
mis esfuerzos,
las ganas no me acompañan
y coordinar es gran tarea
porque anda dispersa la mente
en sentir llenar mis pulmones
al faltarme ese puro oxígeno
que con tu presencia
respiraba.”

Precioso es el poema...

“Precioso es el poema
cuando al leerlo te ves en él,
como si de repente te descubrieras
con esas palabras geniales
reveladoras de mi escondida intimidad.

Noto como recorre mi cuerpo
un escalofrío y me haces temblar
porque me haces consciente de mi,
ese que a veces cubro
con ropajes y modos
para no exponerme del todo,
pero entre los huecos
de esos tejidos y maneras
aún llega el confidente aire
de nuestra verdad.

Preciosa es la persona
que muestras en tus versos,
como si en un espejo se reflejaran,
mis sentimientos.

Me animas a quitarme lastre
que me impide elevarme
ya que al admirar tu desnudez
veo esa que yo no me atrevo
porque estoy atado con fuertes nudos
que me mantienen en segura altura
y por eso...
dos veces me duelo.

Gracias, poeta,
porque en ti
soy yo.”