podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.

12 sept. 2010

De vez en cuando el viento

“De vez en cuando el viento
me regala flores,
procedentes de la vegetación cercana
e incluso alguna semilla helicopter
que se ha dejado caer por aquí
o las algodonosas estrellas blancas,
todo ello arrancado de su lugar
en el ciclo natural de la vida
para dar sentido a aquel vegetal
de quien surgió para que se de
la evolutiva perpetuidad.”

Es frecuente encontrarse con personas

“Es frecuente encontrarse con personas
que por llegar a edades avanzadas
o a estados críticos de salud
se convierten en libre habladores
poseedores sólo de la sabiduría
que su vida les haya regalado,
recordando aquelos aciertos
y aquellas circunstancias revividas en cada relato
como modo de afianzarse en su ser
y así dejar su recuerdo
en quienes les rodean.

También los hay quienes ven la muerte
y la esperan en silencio, con paciencia,
porque entienden que así
es la mejor forma de aceptarla
y agradecen a sus recuerdos interiores
la íntima vida vivida
porque la incertidumbre del futuro cercano
lejos de pesarles
lo ansían.

Quizá sólo existan dos tipos de personas
porque quizá cada persona
sólo pueda ser de dos maneras
porque dos son las formas de ver la vida
aunque mil maneras de llevarla.”

Aunque parece que la voluntad

“Aunque parece que la voluntad
es suficiente para conseguir un logro
siempre será originada
por un elemento superior a ella
haciéndonos creer que sin ella
el ser no es libre.

Podemos caer en la tentación
de creer que exista un motivo
y éste sea quien la incentive
pues así parece ser la realidad:
motivo, voluntad y acción.

Pero el que genera el motivo
provocándonos la elección
y sus inevitables acciones
es la necesidad de ser
que vislumbrándose en los motivos
nos hace entender el camino que la voluntad
debe recorrer para que uno adquiera
una afirmación de si mismo.

Así que es esta necesidad de ser
quien nos excita con motivos ideales
dirigiendo la voluntad
en la particular concreción existencial
con acciones limitadas por las circunstancias
tras cuyo resultado
uno deba verse contemplado,
o algo que se asemeje,
y en ello
no hay descanso.

Por esto, a veces,
la voluntad es inconsistente
pues existiendo un motivo real
dirigimos las acciones
hacia un camino distinto del deseable
pues a ello el ser
no nos dirige.”

10 sept. 2010

Infante ocupación

“Infante ocupación
que culmina en la nada
con unas letras escritas
hacia el olvido,
para dar acomodo a la inquietud
que le surge a uno
y me conducen al vacío,
porque nada hacen
ni nada harán,
aunque quizá algún halago
pueda ubicar dicha sinrazón
dentro de alguna floral utilidad,
inconsistente si se buscara,
porque surge y conmina exhortando
a hacerlo y así quedar
algo mas tranquilo,
así es mi poesía”.