podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.

20 ene. 2016

Yo no sé en qué momento...

“Yo no sé en qué momento
las cosas dejaron de ser
lo que fueron cuando me lo enseñaron…

No sé cuándo lo bueno y lo malo
ya no es tan bueno o tan malo,
quizá sea que es un primer aprendizaje
por aquello de preservar la inocencia
pero todo se acaba
cuando lo bueno es solo una apariencia
y dejarla fluir, o favorecer, es lo malo.

No se si retomando aquel punto pasado
se pudiera conseguir un avance
que no contenga la burla y humillación personal
porque, a veces, actuar con aparente mal
es el camino más directo o único
para conseguir tu bien.

Quizá, sólo quizá,
bien y mal sean una adecuación
de lo que en justicia merezcamos
según que a otros
o les venga bien
o no les venga mal.

No sé con quién, cuándo o dónde,
estas letras,
dejan de ser una necesaria queja
y son percibidos como...
cántico de plañidera.”

15 ene. 2016

Cuando me desborda hasta el límite...

Foto: http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102014090

“Cuando me desborda hasta el límite
e intenta descontrolar mi emoción
superando casi toda resistencia
que le supone para los párpados
la lágrima…

Es cuando, conteniéndola,
me doy cuenta de que lloraría
con injustificada tristeza
pues eso que siento, a menudo,
emerge ante una escena concreta
proveniente de un párrafo
o unos versos o una secuencia
cuyo contenido me revela
un afectivo punto flaco
que ello,
como el viento para las ascuas…
aviva.

Entonces comprendo que esa situación
es la esperanza prometida
contenida entre belleza y ternura…
y,
que no se da.”

Hay momentos reveladores...

Foto propia

“Hay momentos reveladores
que duran lo que un destello de instante
en el que sale de la obviedad alguna realidad
y sin que medie tu voluntad
te ves abriendo o entornando los ojos
buscando las palabras del verso
porque dentro de ti ya cobra vida
un poema.”

5 ene. 2016

Hay quien cree que la vida...



“Hay quien cree que la vida
tiene una banda sonora
porque puede ser escuchada
con unos auriculares Hi-Fi
y que está contenida dentro
de un reproductor de música habitual.

Pero hay otras que saben
de los cánticos de los pájaros
que junto a melodías de romanticismo
provenientes de concesiones al amor
quizá interesados, quizá prefabricados
buscan ser sustitutos de los sonidos que le rodean
como gritos, disparos, gemidos,
golpes, sirenas, indiferencia
e incluso el abrumador silencio de la soledad
porque sabemos que somos
lo que hacemos.

Todo ello se intentan soportar
inundando los tímpanos con músicas prefabricadas
provenientes de unos auriculares cualesquiera
pues en nuestro pentagrama particular
van apareciendo incoherentes notas 
de las consabidas melodías o estribillos
con los que se forman las propias historias
y cuyo sonido merece ser ensordecido
por enlatada música tribalmente ofrecida
ante cualquier ritual de la hoguera
del fuego de lo común.”

4 ene. 2016

Dice el impulsivo aventurero...

“Dice el impulsivo aventurero,
el hiperactivo emprendedor
y el incansable creativo
que no hay tiempo para aburrirse,
que faltan horas para crear
y dormir es sólo para soñar
porque estamos en la vida
para avanzar
y que la quietud y la rutina
encarcelan al alma.

Pero hay quienes sus sueños,
sus anhelos de juventud,
sus inquietudes e incertidumbres futuras
quedaron en algún punto del pasado
materializados en ese que ahora
ve al mundo con ojos
aventureros, emprendedores o creativos,
y por él postularon una pérdida
para que su fruto
pueda emprender la aventura de la creación
y encuentren en esas interiores fuerzas
la energía motivadora para no parar,
no como ellos,
que dejaron de ser para llegar
a donde nunca se imaginaron
en un constante, rutinario y tedioso
obligado altruismo…
de ser padres.”

Hay quien ante un bebé...

“Hay quien ante un bebé...
como que la ternura que siente
le desborda en caricias
y los ojos y las cuerdas vocales
se acompasan con ciertas convulsiones
como benévolo síndrome de Stendhal
que convierten a ese cuerpo que uno es
en algo más que conocidos estereotipos
ya que la validez de esa vida
precisa lo que tan solo
con balbuceos o transparente cursilería
es primaria eficaz protección.”