29 may. 2011

Una hormiga traspasa mi umbral...

“Una hormiga traspasa mi umbral
afanada con perseguir las fragancias
que le conduzcan a encontrar sustento
para esos días que no puedan salir
de su hormiguero.

Es negra y grande,
a simple vista sus patas alargadas
aprecio con nitidez,
como se acompasan
meneando la cabeza y sus antenitas
olisquean el terreno eficazmente.

Yo paso por encima, no la aparto,
porque se que está preocupada por las otras
pues su existencia sin ellas no cabría
en este orden natural que la creó.

Ella debe pensar, figuradamente,
¡ qué bicho mas raro me supera !
y ante las vibraciones de mis pisadas
aligera, aligera.”

Es propio del necesitado...

“Es propio del necesitado
correr mas riesgos de los normales
para superar esa contingencia vital
que siente como alcanzable certeza,
así que no dudará en su movimiento
de realizar cuantas acciones provean
de los recursos necesarios
que su inquietud interior le exige.

Finalmente, tras toda la preparación,
habrá de enfrentarse al cara a cara
que tras combate puntual
queden reflejadas sus fuerzas
intentando salir victorioso,
o lo menos dañado,
de semejante contienda inevitable.

Desde el vegetal al ser humano
así la naturaleza nos ha provisto
del único mecanismo disponible
para avanzar en esa forzosa necesidad
que llamamos vida.”

A veces no me apetece escribir...

“A veces no me apetece escribir
y encuentro en una canción o un vídeo musical
parte de esa sensación
identificada como posible coincidencia,
entonces, lo mando a quien deseo
hacerle llegar esas sensaciones,
por el medio apropiado.

Pero esto, es transmitir lo que no siento,
con sugerentes músicas e imágenes
que no hay en mi
y sumarme al comercio de lo que no se siente
porque es preparado sentimiento común
para el que como yo,
al sentirse seducido por esa estética,
deja de crear.

Esto es en mi pura gandulería,
ya que no puedo evitar transmitir
lo que no quiero escribir ahora
y en mi compromiso conmigo mismo
debo hacer.

Prefiero correr el riesgo
de que alguien descubra en mis versos
mas que lo que sugiero
pues de la otra forma,
por muy sociable que sea,
no uso de mi sino de la creación de otro
de quien apropiándome de su reconocimiento
quiero adquirir el mío
cuando lo propio de mi
es adquirir mi propia evocación
y ser.”

Todo empieza como una ensoñación...

“Todo empieza como una ensoñación
aparece el atractivo en lo ajeno
como el alimento o energía necesaria
para quien en su imaginación apetece
de dicho combustible para aquello bueno
que percibe puede adquirir para su ímpetu propio.

Gracias a esto, se dan pasos esperanzados
se recorre camino sin reparar en cansancios,
subiendo y bajando, respirando fuerte,
oteando el horizonte, contemplando el paisaje,
descubriendo detalles por su originalidad
hasta llegar a la meta perseguida
donde espera adquirir la fortaleza interior
tras todo el esfuerzo y por lo conseguido.

Ciertamente, esto te prepara para otra vez,
si es que queda la certeza del convencimiento,
dándote no sólo resistencia y sabiduría
sino fe y esperanza en que lo que se hace
es lo beneficioso, aunque cueste,
y en ello, la realidad apetecida,
fuera ya de ensoñaciones te aporte fortaleza
con mas elementos verdaderos
que te lleven mas allá.

Así que cada vez que transitas
por esa misma piedra, ese mismo bache,
siempre ves distinto el paisaje
porque todo cambia, todo es distinto
cuando lo apetecido es la realidad superior
adquirida tras el esfuerzo consabido.”

24 may. 2011

Qué malo es cuando el sueño...

“¡Qué malo es cuando el sueño
no acude en la noche para relajo
de cuerpo y mente de cuanto
en el día se produjo!

Quizá por ello devenga el cansancio
cuando al día siguiente
uno tiene que ser...
normal.

Qué malo es cuando alguna sustancia
desencadena un desequilibrio
que no le permita al alma
encontrar sosiego cada día
cuando llame el sueño
si no es con ella,
o, por ella.

Quizá las sinopsis nerviosas
alteren el normal trasiego químico
produciendo esa agitación que llamamos
dependencia.

Qué indeseable es
cuando se nos llena la mente
de dudas e incertidumbres
que impiden a la química equilibrarse.

Quizá no exista mayor sustancia dopante,
que ésta.”

23 may. 2011

la realidad a la ficción supera...

"La realidad a la ficción supera,

no hay imaginación posible,
nada hay mas interesante,
aunque con la imaginanción uno demande
compensaciones que no tiene
y como deseos se plantean
si la realidad fuera
como uno imagina.

Es bien distinto el fin
entre el sueño y la imaginación
pues el primero es un afán
y el segundo un mero deseo.

Viviré de sueños
y que el deseo no me tiente,
los pasos afanados
siempre llegarán mas lejos
que los deseos inconsistentes,
porque no se dan las circunstancias,
porque no es la realidad.

Dejaré la imaginación para,
si es que lo tengo, mi arte,
y en ello buscaré
una sola respuesta,
pero no la realidad."

22 may. 2011

En una canción o poema...

“En una canción o poema,
una obra teatral o ensayo,
en una novela o cuento,
una fotografía o película,
en una escultura o pintura,
en un beso o un abrazo
en un te quiero o un te amo,
una sinfonía o un pachanga...

En todo hay sueño
pero no del que invita a dormir
sino a vivir.”

No hay luz sin sueño...

"No hay luz sin sueño
como tampoco sueño sin necesidad
y ésta es motivada sólo por vivir,
ni mejor ni peor,
sólo vivir.

Quien descubriera cómo
de los elementos que le rodeaban
hacer luz
debió vivir en la oscuridad
y ante circunstancias que viviera
encontraría en ella una ayuda
para vivir.

No quiere decir esto
que por tener luz ya no existan peligros
sino que uno está mas preparado
para aceptarlos y reaccionar,
aunque quizá, algunos huyan.

Lo que revela lo que se esconde
es la luz
y es necesaria para vivir
pero sólo tras conocer que existe
uno puede empeñarse en conseguirla
a través de deseos que generen acciones
motivado todo por la ensoñación
de hacerlo realidad.

Sólo por vivir
surge la necesidad de buscar
esas condiciones que den luz
a ese sueño.

En la oscuridad no hay luz.

Pero todo tiene un coste
por eso, algunos dejan de soñar
ya que aceptar lo que hay
es bastante sólo para vivir,
por ser suficiente luz
y lo demás
es para los que sueñan:
obnubilados, extravagantes, raros,
apasionados, aventureros, emprendedores,
creadores, osados, utópicos,
inquietos, inconformistas ...
en fin,
los que con tanta intensidad viven su sueño
que son tildados de equivocados
porque intentan realizarlo
en la cruda realidad
y no hacen mas que seguir sacando
de los elementos que le rodean
luz,
esa con la que los otros se conformarán."

12 may. 2011

No se puede controlar...

“No se puede controlar
en el corazón de los demás
ese lugar imaginario donde uno está
y, menos aún, averiguar por qué
está el otro en uno y cómo llegó
a situarse de esa forma.

Nunca será justificación palabra alguna
ni habrán razones ni sentimientos coincidentes
como tampoco motivos ni seguridades
que conduzcan a la verdadera razón
de tal compromiso para el receptor.

Siempre será una visión personal
quien injustamente coloque las piezas
de ese puzzle siempre falto
quien intente encajar a las personas
para ir completándolo cuando alguna
parezca encajar.

¿Quién puede decir a qué obedece esto?

Aunque se acabara el puzzle,
aunque todo termine colocado
siempre habrán piezas forzadas
y otras, que al estar en su sitio
queden deformadas por esta imposición
distorsionando esa contemplación
que nos complazca tras la búsqueda vital
de ser quien uno quiere.

Pero, así es...
siempre.”

6 may. 2011

Cuántas sensaciones nos recuerdan...

“Cuántas sensaciones nos recuerdan
esos estados de ilusión anhelados
en los que alguna relación se inició
o algún proyecto común echó a andar,
pero qué desazón al volver a sentirlas
cuando alguna canción,
alguna historia pública
o esos cansancios vitales
nos hacen sentir que aún existe fuera
la espectacularidad en aquello
donde uno fue el alma de vida
antes.

A menudo suele ocurrir
que esas mismas sensaciones
ahora nos hacen comprender que ya no está
ni esa ilusión, ni ese proyecto
al menos, como uno quisiera seguir sintiéndolo
y ciertamente, esa belleza y verdad
que reconocemos en esa canción o historia,
o película o cuento o arte
se convierte en el mayor achaque
que la indolente vida nos hace sentir
porque ya no sueña el alma.”

Ese estado de la conciencia...

“Ese estado de la conciencia
en el que uno ve en el otro
mas de lo que realmente hay
porque es la visión propia
quien descubre esperanzas
germinando en el presente
abonadas por la ilusión
y sientes ansiedad por continuar mañana
admirando el magnífico crecimiento
de tu jardín.

Ese positivo razonamiento del corazón
con el que uno cree percibir en el otro
esa mágica coincidencia en lo inesperado
que no se puede buscar voluntariamente
sino que surge sin llamarlo
y cuando está todo cuesta menos
y todo vale mas
porque uno está maravillado.

Es entonces cuando razón y mente
se ponen de acuerdo en una palabra
definiendo esta situación tan común
con el término enamoramiento.

Y no hay esfuerzo que no se lo merezca,
y no hay instante que no se le dedique,
y no hay desánimo que lo anule
y no hay nada, ni dolor, que los desanime,
porque todo son aciertos
porque todo es perdón y concilio
porque todo es esperanza
porque nada tiene poder sobre ello
porque nadie lo tiene sobre los sueños.”

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.