24 jun. 2011

Qué es lo que hace en tí...

“Qué es lo que hace en ti
que es lo que transforma tu percepción
cuando aprecias un volumen incorrecto
y no quieres de ti mas
que el vómito y la debilidad.

¿Por qué no ves tu alma?
quizá la desterraste de ti
sustituyéndola por tu mentira
que sólo con el espejos y básculas
haces realidad.

No eres mas que esa piel
que aún cubre tus huesos,
eres esa carne que te rehuye
y con ellos quiere fundirse
porque ya no son tuyas
las fuerzas ni las ganas de vivir.

Cuánto me lamento de tu sentir
al verte mi piel se estremece,
en mis ojos lágrimas asoman
por la emoción ante la belleza que ya no tienes
¿por qué no la quieres?
¿por qué la expulsas?

Yo, que en ti la vislumbro
¡ cuánto la necesito !
para componer mis poemas
que en ti tienen sentido.

¿Podrás, alguna vez, comprenderlo?

Se que soy como tu,
algo habrá de mi ser que languidezca
pero le dejo expresarse desde dentro,
para vivirme,
aunque sea...
arriesgado.

¿Podrás hacer tú lo mismo?”

Dedicado a las personas con transtornos en la alimentación.

23 jun. 2011

No hay mejor ficción...

“No hay mejor ficción
que ponerla al servicio de la realidad
introduciendo en ella esos elementos
que por tediosa y aburrida, no tiene,
así, la sorpresa y la aventura
se convierten en esa realidad
con la que el espíritu humano
termina durmiéndose...
como un niño,
agotado de tanto jugar.“

22 jun. 2011

Es curioso el avance humano...

Es curioso el avance humano,
¡ está todo tan enrevesado !

Me llama la atención
que cuando uno da una zancada
puede ser que al posar el pié
golpee, quizá sin poder evitarlo,
al que lleva delante, y, quizá tanto quiere,
pero éste no verá el meritorio avance
sino que le movió de su posición,
lo cual puede ser evitable.

Cuando uno va delante en la carrera
ve a los de atrás con superioridad
pero cuando pierde puestos
su esfuerzo por mantenerse
siempre es mas penoso
ya que tiene que superarse dos veces
el cansancio y el amor propio.

Las crisis siempre son una propuesta
y la dirección la marca ella misma
pues suele dar también la solución
que, a menudo, no se ve
porque uno aún cree
en lo que le metió en la crisis.

La realidad supera a la ficción
pero no hay realidad que no contenga
pasos ficticios desacertados
que convierte a ésta en lo inesperado
y otros serán capaces de adivinarlo.”

Es una emoción transgresora...

“Es una emoción transgresora
que vapulea a quien la sufre y padece
como si de una fiebre o dependencia se tratara
teniendo que de ello curarse.

Quizá sean conexiones sinápticas
pero seguro que son proyecciones
irreales de una verdad embelesante
hacia un presente equivocado
pero, cuan gratificante cuando se da.

Quizá sea ésto la pasión
emoción de la que el alma se vale
para mover esos pies en la tierra embebidos
ya que de otra forma
de la realidad sólo se conocería
el polvo desprendido del común camino
del caminante anterior.”

12 jun. 2011

En el transcurrir del tiempo...

“En el transcurrir del tiempo
llegan fechas especiales
que nos invitan a una cierta alegría
por lo que según en lo social
se conmemora.

Sucumbir a lo general es lo inevitable,
si de lo inevitable uno está poseído,
aunque el significado que tienen
en nada se parece a lo que uno siente
a esas fechas de ese calendario que uno,
con en el transcurrir de su vida,
va asignando a días que por sí mismos
dejaron una huella imposible de borrar
y cuyo significado...
sólo uno rememora.”

10 jun. 2011

A veces lo mas cercano...

“A veces lo mas cercano
y lo mas alejado del alcance
representan posibilidades contrarias
debido a que lo accesible no es lo anhelado
y lo deseado no es lo posible.

Quizá para que algo deba vivir
esa distancia deba ser respetada,
y para que uno viva
comprender la cercanía habitual
sea lo obligado.

Quizá algún día
deseo y anhelo se puedan unir
pero, hasta ese día,
viva el deseo y el anhelo
aunque tan inaccesibles sean
al parecer.”

3 jun. 2011

Como esas hojas y pétalos, ramitas y cálices...

“Como esas hojas y pétalos, ramitas y cálices
que antes o después caen,
quedando apelmazados en el suelo
sometidos cada cual a su proceso
y al desintegrase le transfieren
parte de la energía que en ellos necesitó
para crear hojas, pétalos, ramas y semillas.

Veo que ahora se lo entrega
para reponerla al suelo que se lo robó
y así sus propias semillas,
atraídas por la gravedad,
encuentren en ello condiciones
para, quizá, germinar.

Esas hojas y pétalos
retienen la humedad bajo ellas,
impiden la erosión de la tierra
y permiten que todo un mundo
bajo él viva
fortaleciendo así el ciclo vital...

Esas hojas y pétalos...
esos cálices y ramitas...
¿no son las emociones sin las cuales
la planta por sí misma, no viviría?

Si no es así,
¿A qué la tristeza ante la flor marchita
y la alegría ante la semilla que germina?

Por esto yo quiero que mi hojarasca
permanezca en la base de mi tallo
y aunque no se vea la limpia tierra
todo valdrá sólo por ver
a una semilla despertar.”

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.