podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.

26 ago. 2012

Desposeída de tus sueños...


“Desposeída de tus sueños,
limitada por imperantes realidades,
adaptada a moldes ajenos incupibles
de vez en cuando gritas,
quizá sordamente o mascullando,
la palabra que tanto anhelas
y no es otra que libertad.

¡ Alma !, te envolviste de aditamentos,
¡ Alma !, te sazonaste con especias aprendidas,
¡ Alma !, te rebozaste de juicios externos,
¡ Alma !, te impregnaste de alcoholes permitidos,
¡ Alma !, sólo buscaban tu bien y sosiego...
¡ Alma !,
sólo engordaba el ego.

Y así era...
antes,
antes de mostrarte,
antes de llegar a palpitarte con fuerza
esa única rareza que en ti existe
y que de no salir a la luz
contra la resistencia se bate
y sólo consigue cansar
agotando hasta el punto del dolor.

Qué paz cuando el cuerpo se vuelve alma
qué tranquilidad cuando en comunión
ésta dirige las acciones que sumiso, obedece,
mas allá del ego y bien estar
porque ya no existe excusa vital
para ser
uno mismo.”

Escuchar el poema: AQUÍ.

De la imagen que muestras...

“De la imagen que muestras,
esa que en la memoria queda,
yo le quito todo
porque quiero verte verdadera,
porque quiero ver tu luz,
como antes del primer llanto
con el que la vida abrió,
contigo, un nuevo paso.

Así que, desnuda,
como desnuda está tu alma,
quiero imaginarte siempre
porque no existe ornamento
que pueda embellecerla
y mucho menos protegerla
de las inclemencias del sentir.

Tan sólo desnuda te mostrarás
en toda su plenitud
porque sólo tenemos un alma
que sólo desnuda se siente arropada
porque está para ser tu.

Desnúdate, se tu misma,
déjate las alhajas y ropajes,
de maquillajes y sociales modales
que nada de ello, por dentro, embellece
lo que ya es tan bello
que si pudieras ver lo que yo veo
gozarías como gozo yo en ti.”


Escuchar el poema: AQUÍ

24 ago. 2012

En un poquito de agua...


“En un poquito de agua,
durante dos días, o quizá tres,
te mantuve para que se activara en ti
la ilusión que te haría germinar
bajo esas circunstancias
que te convencieran.

Con toda mi ignorancia por delante
en una macetita te coloqué
y mantenía húmedo tu lecho
rociando, espolvoreando, alentando...
siempre a resguardo de las inclemencias,
y pasadas unas semanas
te me diste.

Cuando vi tu par de pueriles hojillas
se generó en mi el futuro que a ellas alentó
y durante meses te cuidé
y te trasplanté hasta el año, o año y medio,
y
¡ ya eras un árbol !

Tronco delgado pero leñoso,
flexible, ágil, adolescente
con muchas hojas fotosintéticas
adheridas a ese tronco sin ramas
captadores solares de vida.

Con previsión de buen tiempo
decidí ponerte en tierra exterior
para que te hicieras a tu ambiente natural...
al peligro de los insectos, el viento,
el sol, la lluvia,
el calor y el frío...
¡ Tu prueba de fuego !

Ya han pasado varios años,
tu tronco ya es implacable,
tus ramas son cobijo para las aves
y hasta el gato ve en ti
donde afilar sus uñas
porque sabiendo mas que yo
sabe que ya eres todo un árbol.

Nunca te puse insecticida malo
y tus hojas, a veces, se llenan de bichitos
yo rezo para que no te ahoguen
pero hasta ahora, todo lo resistes
y tus ramas, como brazos tendidos al cielo,
ya mas altas que yo,
no paran de generar hojas nuevas
con ese verdor incipiente tan inconfundible
que sólo con pensar en verlas
ya gozo.

¡ Ni pensar...
que de esa fruta que nos alimentó
sales tú.... !

Cuando vea tus primeras flores
gozaré como gozo ahora,
como gozo cuando te riego,
como sufro cuando te podo,
como gozaba al trasplantarte...

Como se admira ahora
quien conoce tu historia.”

Escuchar el poema: Aquí.

22 ago. 2012

Me gusta decir bonitas palabras...

“Me gusta decir bonitas palabras
al peluquero, darle ánimos en su hastío
al dependiente, animarle con positivismo
al vendedor que conmigo se despliegue en su venta
a quien me motiva, con poemas e intimidad
y, normalmente... hacerles sentirse bien
en lo que descubro es su saber.

Me gusta arrimar mi hombro
cuando alguien en mi
encuentra alivio o descargo
sin mas pena ni gloria
que serle aprehendidamente útil.

Me gusta sentirme bien
y de esta forma lo practico
aunque, a veces, hago deporte,
a mis cosas con empeño me doy
u obligado compongo poemillas,
pero lo que mas me satisface
es sentir
que,
alguna vez,
te he hecho un altruista bien,
aunque no te conozca.

Normalmente,
está bien
eso de sentirse...
algo extraterrestre.”

Escuchar el poema: AQUÍ

Quisiera aportarte hoy...


“Quisiera aportarte hoy
un pequeño granito de arena
que sumado a los otros que recibirás
hagan de tu día
distinto, agradable, positivo.

Deseo, allí donde te encuentres,
recibas muchos,
y que mi deseo no quede en el aire
porque se, que, a veces
un sólo granito ya es una montaña
cuando lo que se transmite
no sólo es un buen deseo.

Por esto quisiera descubrieras
tras este día, quizá al recordarlo,
un instante antes de abrazarte a Morfeo,
que en estas letras a ti dirigidas
son sólo el envoltorio
que te harán llegar
mi pequeño granito para ti.”

Escuchar el poema: AQUÍ

18 ago. 2012

Tienes el mundo a tu alcance...



“Tienes el mundo a tu alcance,
no tienes mas que saltar fuera
y ya está, ¡ todo tuyo !

Pero tu prefieres tocar mi ventana,
pedirme tu sustento,
las caricias que tanto necesitas,
jugar un poquito con tu pelota,
o con una cuerda-serpiente
o dormir en mi ventana
tras una noche sin mi presencia.

Y yo aquí, con unos versos
que nunca comprenderás,
aunque te los recitara magistralmente
nunca sabrás de ellos,
pero aún así,
soy la persona por la que maúllas
por la que trotas alegremente al verme,
a la que te arrimas para a mi lado tumbarte
y tu cabeza yo acaricie,
de lo que nunca te sacias,
soy la persona a la que le pides permiso
sin el cual no empiezas a comer
lo que mi mano te ofrece.

Porque se que te gusta
comenzar el día con mi aroma
después de dejarte fuera, en la calle,
cosa que olvidas cuando maúllas en mi ventana,
y golpeas suavemente la persiana
y todo para oír el sonido de mi voz
y que te acaricie
y que te ofrezca mi mano el sustento matinal
y sobre todo
por verme.

Tu me has enseñado mucho
pero aunque tienes el mundo a tu alcance,
y no tienes mas que saltar fuera...
me aceptas.”

Escuchar el poema: AQUÍ

17 ago. 2012

Yo quisiera dedicar mi tiempo...


“Yo quisiera dedicar mi tiempo
a observar tu cuerpo
y con el sentido que me motive
contactar para curar
todas aquellas heridas
que por su cicatriz real o deseada
sientan que son honradas para siempre.

Yo quisiera tocar tu cuerpo
olerlo, lamerlo, escucharlo
y tras ello degustemos el alma
que de común seamos.”

Escuchar el poema: Aquí