11 jul. 2018

La razón por las que hacemos las cosas...


Foto propia

“La razón por la que hacemos cosas
es por pura inevitabilidad
y por eso, intentamos sean interesantes
las consecuencias de ello.

La razón por la que contamos las cosas
puede ser porque hacerlo es algo interesante
y en lo beneficioso nos repercuta
en nuestro ego y nuestra imagen
apareciendo como atractivos a otros
por habilidad implicada.

La razón por la que transmitimos saber
es que no se pierda esa lucidez
y alguien más pueda despertar
pues lo interesante no es el ego ni la imagen
sino que nos supera la necesidad
de en lo culto indagar y revelarlo
obedeciendo a la naturaleza
quien dotándonos de esa capacidad
se vale de nuestros pequeños avances
para poder continuar de y con nosotros
porque todo está sometido
a la inevitabilidad de reproducirnos
en el saber que nos interese
en beneficio de lo venidero.”

24 jun. 2018

Qué has hecho hoy...

Foto propia...

“Qué has hecho hoy...
además de tras despertar
llenar el tiempo con rutinas
hasta llegar el momento de partir
a ese lugar donde mis emolumentos
justifiquen el cambio en mi concentración
que durante una jornada seguida
dará solución a otros asuntos
afrontándolos imperiosamente
en adiestrada lógica impuesta habitual
ya manida por la experiencia.

Qué has hecho hoy…
además de tras la comida familiar
y un fugaz reposo sestero 
encarar la tarde con éste o aquel asunto
llevando, trayendo o esperando
para completar las ocupaciones
que mi familia requiera para su bien
y sin mi atención, cuidado y experiencia
no quedaríamos satisfechos ninguno.

Qué has hecho hoy….
sino ocupar una espera más
con este rápido inciso de mi interioridad
dirigido por la urgencia de una inspiración
que será distraída cuando me avisen
de que ya es hora de…
llevar, traer o esperar
a que mi vida pueda continuar
hasta el próximo
¿qué has hecho hoy?

Así que no hago otra cosa
sino ofrecerme con todos mis aciertos
y disculpándome de mis defectos
a todo aquello que no exija
más atención que un instante
para que no le reste
a las esperadas soluciones.

Así que cuando entro en autismo
bostezos con ahínco
rezan al cielo y al dios del sueño
por proponerme otra concentración
que sé que no podré llevar a cabo
porque superará más de ese instante
que me puedo permitir.

Pero quizá surjan extemporáneos
huérfanos poemillas
o parpadeos fotográficos
o inicios de ensayo al volapié
o pensamientos fugaces sin deseo
o instantáneas contemplaciones inconexas
entre el constante esperar
a esa ocupación necesaria
que es a lo que le dedico mayormente
mi suerte.”

Siempre que les salen alas...

Foto propia

“Siempre que les salen alas
y con frenético movimiento
vuelan arremolinándose
buscando reinas nuevas
antes del declive del día,
me trae el recuerdo de aquella intensa luz
hacia la que se sentían tan atraídas
sobre la puerta de vuestra terraza
que iluminaba una mesa improvisada
de robusto tablero que sostenido
por necesarios caballetes
nos convocaba en homenaje familiar
con el pretexto de uno u otro santo.

La comida tapizaba la mesa,
vasos rebosantes de líquidos
acuosos, etílicos o azucarados
y cruzándose voces por doquier
el tono subía
según los estómagos se hinchaban
tanto como el ánimo de familiaridades
mientras la mente se cegaba
a la lógica elemental.

Siempre que hormigas aladas veo
me recuerdan aquellos momentos
en los que lo importante
era que la familia se reuniera
entorno a bebidas y alimentos
donde afianzar valores...
particularmente familiares.”

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.