21 nov. 2017

Cuando la fruta es golpeada...

Foto propia

“Cuando la fruta es golpeada,
aunque sea levemente,
por ahí madura antes que el resto,
tanto de su cuerpo como del conjunto,
lo cual acelera el deterioro previsible
en lo que es percibido
como envejecimiento.

La zona afectada pierde lustre
mermando la idoneidad ante su consumo
y al ser percibido como menos atractivo
ya no es objeto ni de expectativas
lo cual motiva una exclusión instintiva.

Pero me llama la atención
que si esto es así con la fruta
algo similar sucede con la persona
y sus indeseables golpes vitales
porque es inevitable que a todos
nos sucederán cosas.

En la persona las fracturas crean cayo oseo,
las heridas dejan huella epitelial, cicatrices,
las agresiones, secuelas psicológicas,
y todo viene a ser
como endurecimientos de la zona afectada
cuya función es fortalecerla y prepararla
ante nuevas agresiones.

Cierto es que la fruta no se regenera
pues su función es sólo madurar
pero el cuerpo y la mente responden
y ante la agresión aportan elementos
creando una barrera en el punto débil
convirtiéndolo en una realidad que ya no es...
tan accesible,
pero ello, como sucede con la fruta,
merma la idoneidad ante su contacto
transmitiendo falta de expectativas
lo cual motiva una exclusión instintiva
que auto-alimenta una espiral
de roces, golpes y posicionamientos.”

20 nov. 2017

¡ Qué bien se pasa...

Foto propia

“¡ Qué bien se pasa
cuando la alegría brota
y los momentos son coronados
por sonrisas, camaraderías y confidencias…

Cuan deseable es la sonrisa constante
al salir a pasear, comer, viajar,
bailar, cantar, festejar o trabajar
como si una maniática costumbre
nos tentara constantemente a buscarlo.

Es como si la anulación de quienes somos
prevaleciera ante esa sensación
prefiriendo ser invadido por un éxtasis sensorial
que nos eleve a ciertas experiencias
promotoras de alegres desinhibiciones
que expulsen el tedio de sentirse vivo
abrigado por la capa de la sonrisa
sin la que las intenciones…
no se darían.

¡ Qué bien se pasa sonriendo
cuando con ello incitas o expresas
todo ello !”

19 nov. 2017

Cada vez que despertamos del sueño...

Foto propia

“Cada vez que despertamos del sueño
la vida se abre a nosotros
protagonizada por sentir y pensamientos
que nos mantendrán vivos
hasta que cerremos los ojos por cansancio
y en la mímesis con la oscuridad de la noche
desaparezcamos de la consciencia
destinando tiempo a la reparación corporal
tras lo que, si todo va bien,
volver a despertar en el mismo ciclo...
un día más.

Y tal es así que con cada alimento ingerido
o con cada bacteria o virus vencido
o superando a la fatalidad ante los peligros
bien por méritos propios como ayudado
es que que cambiamos cada futuro
generando una previsión distinta
que acumula tantas relaciones posibles
como paradojas temporales nos rodeen.

Quizá sea por ésto que somos libres
pues mientras vivamos elegimos previsión
de la cual si controlamos sus relaciones
quizá obtengamos lo querido
y en ello sentir y pensamientos
nos motivan en algo más que sólo
comer, relacionarse y reproducirse
que si por necesario se dan
aportan tranquilidad a la noche
para afrontar mejor reparado,
o preparado,
un día más.”

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.