podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.

18 jul. 2011

Esa mirada de todos los días...

“Esa mirada de todos los días,
me sucede, que de repente,
se convierte en descubrimiento,
quizá porque en ese momento
esos filtros habituales no acuden
o algún elemento no ha sido aportado
o no se da una circunstancia,
aunque insignificante, obvia,
pero, esa mirada descubre algo
que dota de lo inusual a la vista
consiguiendo que el cerebro quede agitado
y funcionen grupos de neuronas
nunca antes funcionales para eso mismo,
quizá rutinario.

A veces, viendo, miro,
y al mirar, descubro,
y al descubrir, me admiro
de lo que siempre estuvo
ahí delante y no captaba.”

15 jul. 2011

A veces, jugamos con fuego...

“A veces, jugamos con el fuego,
y mientras jugamos no hay quemadura
posicionándose sólo hasta el límite,
allí donde el calor produzca hilaridad
ante tanto aspaviento con el que demostremos
ese calor que ha sido soportado.

Llegado a este punto
uno se retira con gesto de superación
haciendo comprender que es un juego,
y que en mucho hemos sido valientes
ante tanto acercamiento.

Quizá, esto se repita varias veces,
sobre todo cuando varios jugadores
cada vez apuesten mas
notando mas calor,
riendo con mas fuerza,
pero aquello,
cada vez quema mas.

Sólo gana el que mas se hiere,
el que mas arriesga,
el que mas se acerca,
quizá ya no produzca tanta risa
el símbolo de esa valentía,
pues es ya herida lo conseguido
jugando con fuego.

Siempre habrá quien ya haya jugado
y conozca trucos con los que no se queme,
y aprendiera a aparentar estar jugando...
a lo mismo,
pero va con ventaja.

Cualquier novato encontrará en ello
admiración ante ese valor demostrado
pero es sólo su ignorancia
lo que le haga comprender que aún no,
no está preparado para ganar
porque lo que le falta
sólo es la sabiduría que se consigue
tras alguna que otra quemadura,
pero, así son,
son todos los juegos.”