podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.

22 abr. 2011

A veces, sintiendo, llego a pensar...

“A veces, sintiendo, llego a pensar
que nací cuando no debía
y estoy donde no quisiera
porque hago lo que siento
y me surgen pensamientos
que no parecen ser de este momento,
por no encajar en este lugar.

A veces, sintiendo dolor o alegría,
ni pienso ni pretendo comprender
si es cierto todo mi ensueño
porque es lo que me da vida.

Lo que si se es que aquí estoy
para sentir con intensidad
estos momentos que describo
sin los cuales no soy
ni se si sentiría
quien a veces creo ser,
aquel que mas allá del error o el acierto
nace de mi.

En todo ello se encuentra mi yo,
dando alas a su alma
en este mundo
que aún está por definir
y en el que ya me reconozco.”

7 abr. 2011

En mi mundo sólo hay rosas...

“En mi mundo sólo hay rosas
y todas con espinas
que quieren ser cogidas
siempre por donde mas me duele.

Todas son ¡¡ tan bellas !!
todas huelen !! tan bien !!
todas se visten de colores !! tan bonitos !!
todas, ¡¡ tan únicas !!
que, como lo saben,
quieren de mi
también que sea su
admirador único.

Pero, no puedo dejar de admirarlas
aunque se que me lastimaré
pues cuando las huela
o sólo las admire
dirán que me quieren
y con su magia me suscitarán
a que las coja con las manos
y al no saber llevar protecciones
me dolerá.

Pero se que soy yo,
con este sentir,
quien infringe todas las leyes...
del universo.”

4 abr. 2011

Qué bonita es la ilusión...

“Qué bonita es la ilusión
cuando todo parece funcionar
y con razones o sin ellas
el engranaje gira y mueve
toda aquella maquinaria
que tanto produce.

Qué bonita es la ilusión
porque hace creer
y por ello se producen cambios
sin los cuales nada sería distinto.

Qué bonita es la ilusión
hasta cuando ésta desaparece,
aunque le anteceda la tristeza,
porque aquello que funcionaba
resultó tener algún engranaje suelto
y mientras encajaban
todo giraba sin preocupaciones
quizá por la afinidad entre ellos,
o sólo porque querían moverse
y ambos se encontraron.

Qué bonita es la ilusión
porque nos hace vivir situaciones
que sin ella nunca se darían
aunque luego se imponga la realidad
y lo pare todo
haciéndo creer que esos engranajes
nunca debieran haberse juntado.

Qué bonita es la ilusión
incluso cuando sólo es ímpetu
y nunca llegue a producir movimiento
mas allá de la imaginación
o más allá de los sueños
porque atraen apetencias impensables
desde la postura convencional.

Qué bonita es la ilusión
aún cuando en su empeño fracase
aún cuando en su desarrollo
encuentre escollos insalvables
porque el movimiento creado,
aunque no llegue a su fin,
es pura creación
y como tal,
probablemente, incomprendida.

Qué bonita es la ilusión
y sin ella
qué fea es la vida.”