29 may. 2011

Todo empieza como una ensoñación...

“Todo empieza como una ensoñación
aparece el atractivo en lo ajeno
como el alimento o energía necesaria
para quien en su imaginación apetece
de dicho combustible para aquello bueno
que percibe puede adquirir para su ímpetu propio.

Gracias a esto, se dan pasos esperanzados
se recorre camino sin reparar en cansancios,
subiendo y bajando, respirando fuerte,
oteando el horizonte, contemplando el paisaje,
descubriendo detalles por su originalidad
hasta llegar a la meta perseguida
donde espera adquirir la fortaleza interior
tras todo el esfuerzo y por lo conseguido.

Ciertamente, esto te prepara para otra vez,
si es que queda la certeza del convencimiento,
dándote no sólo resistencia y sabiduría
sino fe y esperanza en que lo que se hace
es lo beneficioso, aunque cueste,
y en ello, la realidad apetecida,
fuera ya de ensoñaciones te aporte fortaleza
con mas elementos verdaderos
que te lleven mas allá.

Así que cada vez que transitas
por esa misma piedra, ese mismo bache,
siempre ves distinto el paisaje
porque todo cambia, todo es distinto
cuando lo apetecido es la realidad superior
adquirida tras el esfuerzo consabido.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.