11 ago. 2011

Como una sucesión de circunstancias...


“Como una sucesión de circunstancias
donde uno es el protagonista inevitable
y cuyas decisiones lo dirigen todo
en una u otra dirección inexorable
convirtiendo cada eterno segundo
en lo imprevisible e inexorable,
así es como sentimos el transcurrir
cómo el contexto nos enmarca,
como esa pared sobre la que
el lienzo enmarcado se colocará
adquiriendo su ser, sin quererlo,
o queriéndolo, pero no era esa,
o así como,
o por ello,
 lo que queríamos.

Ciertamente, en este transcurrir,
en lo que llamamos vida,
sólo hacemos una cosa bien,
aunque tampoco podemos dejar de hacerlo,
pues desde el nacimiento hasta la muerte,
sin quererlo ni desearlo ni comprenderlo
con cada decisión, actitud, pensamiento,
en cada inacción, pasividad o reflexión...
sólo escribimos en el aire
con tintas de aromas y fragancias
esa verdad que somos
que quedará contenida en los trovos
de aquellos que rememoren algunas acciones
donde quede resumidas las actitudes
que definieron con acierto o no
nuestra pasión
mientras éramos humanos.

Así que a veces,
cuando la vida nos dota de sabiduría,
con las justas pinceladas
quede el lienzo terminado
y eligiendo un marco apropiado...
ya queda resuelto y damos el visto bueno
a esa impronta de creación
en la que estamos inmersos
y llamamos circunstancia.
Es como el pintor que con unos trazos
transmite tanta verdad
que añadir mas es violar la creación
forzándola a la mentira de la repercusión
cuando él sabe que sólo eso es lo necesario
porque lo contiene todo,
y añadir mas no es mejor,
sino sólo pura distracción.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.