21 feb. 2017

Normalmente las huellas permanecen...

Foto propia

“Normalmente las huellas permanecen
y sólo los elementos naturales las desdibujan
aunque algunas veces se descubren
como pisadas ancestrales fosilizadas
que permiten comprender cosas de quien las dejó
y la fascinante circunstancia
que la hizo perdurar.

Aquello que ahora es un hallazgo
abre la mente al asombro
en un intento por desplegarse
para conjeturar hacia la certeza
de su existencia.

Pero hay unas que son intangibles
y las inclemencias no les afectan
pues están tan protegidas
que sólo evocan exageradamente
el sentimiento en el que concluyó
todo aquello.

A veces una sonrisa al recordarlo
se exterioriza como somatismo
porque todo concluyó cuan sueño
en el que nada amenazó la integridad
de ese mundo interior edificado
con ilusión y esperanza
queriéndolo repetir una y otra vez
y no siempre pudiendo.

Pero, otras veces una lágrima,
contenida o desbocada,
desestabiliza esa compostura
que aprendiste a mostrar
desde cuándo ilusión y esperanza
te marcaron con hierro al rojo vivo
y por mucho que lo intentas
no puedes evitar la tristeza
inconexa ya de aquel pasado.

Quizá éstas certezas hollaren el tiempo
ahumando tus risas y llantos presentes
aportando el peso del intangible olvido
con el que estampas en la tierra
tu vestigio.”

2 comentarios:

  1. Hay huellas que son indelebles con el paso del tiempo, difíciles de borrar.

    Preciosos versos, David, un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.