10 abr. 2010

Nos han enseñado a amar

"Nos han enseñado a amar
en una sóla dirección
y a que convivan
diferentes tipos de amor
según su usabilidad,
para que unos y otros
no interfieran con las atenciones
de unos con otros
corazones.

Ponemos epítetos,
casi guturales,
a estas diferentes formas
delimitando así los compartimentos
de cada corazón,
convirtiéndonos con ello
en premisa básica del ser
y lo otro sea enfermizo
o malvado.

Malvada es la perversión,
el engaño y manipulación,
el dolo y violencia gratuita,
pero nunca lo será
la sinceridad aceptada
por quien en su sano uso
de razón y corazón,
decida amar.

¿Enfermizo?, ¡pues claro!
todos de ello lo estamos
pues no hay necesidad mayor
que poder amar
dando tan limitadamente
como el camino que nos marcan
nuestras necesidades,
esas que encuentran el gozo
en el dar como uno sepa.

Quien crea que su amor es puro,
quien admita su desinterés absoluto,
quien limite al ser amado...
ése, ¡ése es malvado!
lo que ocurre es que consentimos
determinadas formas de maldad
porque nos hacen la vida
mucho mas fácil,
porque mas fácil es querer
que vivir amando."

5 comentarios:

  1. Hola David:
    Francamente la poesía de verso "blanco" o sin rima, aparte de encontrarla muy difícil de entender porque encierra unos sentimientos muy íntimos para el poeta que la hace, y que puede que no quiera hacer partícicipe a los posibles lectores de esos, sus sentimientos más profundos, es que no puedo entrever un sentido que me acerque a ella. En tu poema, al final, con eso de querer y no querer...¿en qué se queda? Creo que es muy filosófico ese remate y no puedo captarlo en su totalidad. Te hago este pequeño comentario porque en general, tus composiciones están cargadas de sentimiento y me gustaría llegar a entenderlas mejor.
    Hay un fragmento de una canción de Dyango que dice en su estribillo: "...porque es mejor querer y después perder, que nunca haber querido..." ¿Te suena? Eso sí que me llega...¡Ay...! ¡Cómo se nota que soy bastante mayor que tú!
    Un abrazo. Carmen Sabater

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Perlita.
    Es verdad que suelo hacer poesía muy filosófica y ésto la hace difícil de entender, pues no utilizo el mismo esquema conceptual que está generalmente admitido.
    Básicamente el poema, lo que viene a decir es que querer es muy rico en significados y entre personas, es fácil usarlos todos dentro del término amor, que es mucho más concreto y difícil de llevar a cabo, pues nuestra naturaleza, tan ligada a las necesidades, nos hace usarlo con la compensación de creer que estamos amando, y para muchos, así es, cuando en realidad extraemos del amado nuestra propia necesidad.
    Lo peor es cuando esto se convierte en la pauta de la relación y transforma al amado en la herramienta de uno.
    No veas maldad en ello, quizá cuando la afinidad de necesidades se de entre los amantes sea cuando el amor sea más fácil, pues, ambos extraen del otro y son extraídos en la aceptación de este uso básico y necesario, y entonces es un equilibrio mas sincero y fácil de practicar.
    Resumiendo, los problemas de amor suelen darse cuando uno se da cuenta de que lo que se quiere de uno no es lo que puede o consiente en dar, pues le causa desequilibrio en sus conceptos básicos.
    Disculpa la extensión y vuelvo a agradecerte tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Bien David. Pensamientos muy analizados y me entero. Gracias por tu bonita explicación. Me quedo con eso de que satisfacemos al amar nuestra propia necesidad y también me quedo con el amor irracional que no se para en análisis si no es a posteriori y encima sale bien.
    Por supuesto, no veo nada de maldad en tu sabia aclaración porque, bien visto, razón tienes.
    Venga, hasta otra y te agrego a mis favoritos. Yo tengo un blog pero ultimamente lo tengo abandonado por un tiempo y por razones de agenda como dicen los políticos.

    ResponderEliminar
  4. Qué buen poema, es verdad que es difícil porque son conceptos poco comunes, que te exigen desaprender otros, pero en este caso con tu comentario queda perfectamente explicado: aunque seguramente no lo pretendes, no hay nada como hablar desde la sinceridad para convencer.
    mvictoria

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me gusta mas esa palabra que utilizas, desaprender.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.