27 may. 2012

Cuando era niño...


“Cuando era niño mi imaginación me llevaba a ser protagonista vencedor de peleas, combates, riñas, salvador de salvadores... era el centro de las acciones que gracias a mis capacidades y fe a un buen fin condujeran, ya fuera por combatir contra un pulpo gigante o salvar al mundo de alienígenas o ser incomprendido y maltratado personaje o el más puro de los amores o de capturar ladrones y terroristas... ¡Qué tiempos aquellos! Pero ahora me planteo, quizá sin razón, si no serán aquellas aventuras que sólo en mi imaginación existían a las que ahora debo darle vida sustituyendo a 20,000 Leguas de Viaje Submarino o a la Invasión de los Mundos o a la Increíble Historia del Hombre Menguante o al Hombre elefante o My Fair Lady o El Gigante de Hierro o a Rambo o Terminator, y tantos otros... (¡ qué locura !) por quienes realmente son, el miedo, la injusticia, la intolerancia, la superación, el bien, la verdad... Antes... era permeable a esa pulsión que por impresionable infante me surgía e ilusionaba creyéndome tan capaz que casi era realidad esa felicidad, e incluso algo de ello vivía porque ese sentimiento llevaba, modestamente, en mi ser... pero ya digo, ¡ qué locura volver a ser ignorante ! aunque, quizá me demuestre que aún no quiera dejar de serlo y por eso... poesía.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.