19 ene. 2017

De repente, uno se da cuenta...

Foto propia

“De repente, uno se da cuenta
de que aquello que pasó
por algo que uno hizo o no hizo
adquiere entidad y significación
pero ha pasado el tiempo
y está fuera de contexto cualquier reacción
incluso mencionarlo puede hacerle a uno quedar
como resabiado o impotente o imbécil
pero es ahora cuando uno lo siente
porque aquello que te cegaba,
o te adormecía o te acobardaba
ya no existe o no te aliena
y como una ola de amarga sensación
ante una inconclusa acción
queda el recuerdo palpitante.”

6 comentarios:

  1. Querido David, has vuelto a retratar la realidad con absoluta precisión.
    No puedo comentar nada en facebook, porque estoy nuevamente sancionado...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Lamento los bloqueos que sufres, es incomprensible. Gracias por tus palabras y espero que te dejen en paz de una vez.

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema, tan sugerente como la levedad de la vida. A veces te salen auténticas joyitas, querido David.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Azalea, la joyita es tu presencia en mi blog, gracias por pasaerte

    ResponderEliminar
  5. David me ha gustado tu poema y ese final rubricado en ese recuerdo palpitante tan intenso .

    Un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Gracias María... un gusto que te pasaras por aquí y yo contento de haberte ofrecido un rato agradable

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.