4 mar. 2010

El mundo

"A esa conjunción de tiempo y espacio
donde los sucesos transcurren
con el pausado entretenimiento
del caprichoso devenir inesperado,
quizá eso sea el mundo.

No creo que la Tierra o la Luna
puedan ser llamados natales
puesto que de ellos tan sólo
la imaginación vivenciada
es la que consigue darle sentido
a lo experimentado,
aunque no exista.

Así, una casa, o una cueva
o la cima de una montaña
o la esquina más recóndita
adquirirá todo el valor que le damos
al universo entero
porque es ahí
donde existe.

Pero, quizá, no consista en permanecer
sino en el movimiento vital necesario
para que el tiempo se conjugue
con el espacio de vivir
en el que cada latido
corresponda con el segundo
del propio sentido."

1 comentario:

  1. Gracias por regalarnos un interesante poema.
    El tiempo, la vida y una larga espera.
    Un saludo. Mª Angeles-

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.