29 ene. 2010

“Tres son los pasos irrenunciables

“Tres son los pasos irrenunciables
con los que quedamos marcados
como terneros que al rojo vivo
son diferenciados de otros dueños
para así someterlos a rendimiento
que deban procurar a quien les alimenta.

Tres son las causas que guían
cualquier acción imaginable
y nada fuera de ella queda contemplada
porque es quien nos da el hambre
y el alimento que le sustenta.

Querer, estar y ser
son por este orden
todo cuanto podamos alcanzar
puesto que para ser
se ha de haber adquirido
alguna posesión temporal
que por el querer surja
ese apetito que antecede al hambre
tornándose en necesidad de superarlo.

Así querer es para estar
y estando es como se es
aquello que uno quiera...
estar siendo.

Cualquier alteración del orden
produce quebranto personal
pues si el querer es estar
se es el insatisfecho querer de nunca ser,
y si el querer es ser
deambularemos entre tantos estares
que no sabremos lo que queremos
porque no todos ellos
conducen al mismo ser,
ya que cada estar es motivado
por su querer
y todo ello conduce
a la opresión de otro ser
que será utilizado como herramienta.

El querer debe ser limpio
dirigiendo así los pasos hacia el estar
donde se de el ser,
y aunque no lo sepamos nunca
nos guíen los límites
con los que fuimos marcados
al rojo vivo.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.