8 jun. 2010

"Cómo nos engaña el cuerpo

"Cómo nos engaña el cuerpo
cuando le acostumbramos
a sus dosis de ensueño
y se lo quitamos por cualquier causa.

¡ Hay que ver !, como lo demanda,
siempre como corriente eléctrica
que corre por las venas
trasladando la incomodidad por todo el cuerpo
como si te estuvieran electrocutando
y la única solución fuera hacerlo
para salir de tal desazón.

O de golpe o poco a poco
nadie se salva de ello
ni con medicina paliativa
ni con voluntad decidida,
lo importante es dejarlo
porque uno así lo quiere.

A veces estaremos repercutidos
por la moralina mortal de la política anulante
o el buen médico que nos quiere ayudar
porque sabe de ésto mucho más,
o bien, la económica sociedad
a la que sólo le importa
el balance final que le resulte de la sanidad
y no la persona,
como nos quieren hacer creer,
convirtiendo al pagador de impuestos
en gilipollas universal.

A fin de cuentas, es voluntad,
olvidarse de estupideces sociales,
perseguir la decisión que uno quiere,
que tampoco difiere tanto
de cualquier otra dependencia,
lo peor es sentir su ausencia
porque nos engaña si no está
gracias a esa lobotomía voluntaria
a la que estábamos acostumbrados
y de la que nos queremos apartar.

No es cuestión de querer,
ni de sentirse enfermo,
ni de orgullosa apuesta,
la cuestión es decidir
y en ello continuar,
pero por libertad,
que no se sabe si es mejor,
aunque uno mejor esté sin ello,
porque, a veces, dejarlo no es mejor
si supone ponerse en contra
de lo que uno antes hacía
y por conseguir superarlo
atacar a quien lo haga,
cosa que no quiero."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.