14 mar. 2013

Puedes pedirme perdón...


“Puedes pedirme perdón
si tú te perdonas
cuando tras el daño causado
comprendamos los dos el error
y juntos queramos caminar,
lo recordaremos solo
como un nubarrón.

Te pediré perdón
cuando tras dolerme de mi error
a ti ofrezca mi luz
y si la aceptas
podamos continuar.

Te pediré disculpas
cuando no exista unión
y creeré haberme equivocado
pues el suceso causante
no dependía de que fuera yo
sino que yo era uno más
sobre el que recaería tu actitud
y al no creerlo posible
fácilmente me presté.

Así que me alejaré de ti
sin olvidar tu esencia
esa que de volver a impregnarme
desembocará, otra vez, en sufrimiento
porque en realidad, lo que nos enfrenta,
no es más que una actitud de vida
que tan sólo hay que comprender.

Me lamentaré de haberte conocido
pero nunca de lo aprendido
y cuando te arrimes a mí
comprobarás que ya no soy aquel
al que podrás herir,
y tú...

Tú pensarás igual de mi
pero tú allí
y yo aquí.”

Puedes escuchar el poema AQUÍ

1 comentario:

  1. Cuanto hay de expresión!es que cuando somos lastimados, las heridas duelen, y mucho,...recuerdo que cuando empezaba a leerte, te puse que me leías la vida, al leer tu extraordinaria poesía, me trae a la mente un sentir del pasado,... y es que de alguna manera después de cada herida, dejamos como un pedacito de nosotros, y nos alejamos o cuando menos ponemos a resguardo el corazón. Admirando tus poesias, miles de abrazos, TQM

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.