9 oct. 2013

Queda el espíritu marcado...


“Queda el espíritu marcado
ante sucesos traumáticos
hasta el punto del dolor intenso,
tristeza sin llanto, calma sin paz.

Quizá de apariencia habitual
será que nos tocó y ya está
y por más vueltas que le das
ni hay solución ni
satisfactoria conclusión.

O te cierra o te abre
pero siempre en el extremo
nunca en la moderación
porque no es así como lo sientes
y explotas
por exceso o por defecto.

Así que dejas pasar el tiempo
incluso dejas de llorar
crees ya ni sentir ante ello
hasta que delante de ti vuelve
y se te pone la carne del revés.

Por esto, y por mucho más,
es preciso no hacer el esfuerzo
ni siquiera contemplar sanación
pues hasta que el olvido deje de ser
un esfuerzo del recuerdo
no puedes comprender
ni perdonar
ni de tu vida
disfrutar.

Pero te puedes distraer
y en esas tareas encontrar
ciertas situaciones, provocadas o no,
a personas que de ti acogen
no solo tus palabras sino tus poses
quizá contagiadas del dolor
que te cerró o abrió sin mesura
y encuentran en tus ocurrencias
lo que tu no ves de ti
pero es tan evidente
que lo evidente es
que ni te reconocieras
si ellos te explicaran
las grandezas que en ti
ven.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.