1 nov. 2013

Ni que me oigas...


“Ni que me oigas
ni que la vida que te oiga…
quiera.

No quiero verte
ni que por casualidad
que la luz que de ti se refleje
a mis pupilas pudiera llegar.

No quiero soñarte ni recordarte
porque el pasado
hay que dejar que se pose
y se convierta en lo vivido
para sacarle su enseñanza.

Ni quiero coincidir con un espacio o aire
ocupado o impregnado antes por ti
porque decidí morir cuando partiste
cediendo todas mis fuerzas
a esta realidad inevitable
y dejar que el tiempo un recuerdo me de
a lo que ahora le impongo
el olvido.

Y aunque tu estés allí y yo aquí
deseo que en mundos distintos
vaguemos y nunca nos encontremos
aunque tu regresaras al mío,
o yo partiera hacia el tuyo…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.