6 jun. 2017

Cuando los instintos duermen...

Foto: https://4gfc.wordpress.com/2013/11/29/open-thread-friday-29-november-2013/

“Cuando los instintos duermen
bien por abundancia bien por inanición
todo se tranquiliza y sopla en viento
así que hasta el león harto de alimento
duerme patas arriba,
o en un manto enorme de seda compartida
las feroces y solitarias arañas conviven,
o los canes, felinos, peces y aves domésticas
hacen las delicias de sus amos,
o los elefantes y delfines y orcas dominados
encuentran su libertad en la obediencia de sus captores,
esos mismos que no dudan en adiestrarlos
agotándoles hasta la extenuación del aburrimiento
cuando no, infringiendo castigos disciplinarios
ante cuya sumisión el humano
sonríe traduciéndolo como tierno amor.

Pero tampoco dudamos cuando afectuosamente
segamos por el tallo la vida de flores y ramajes
para dar lustro visual a una estancia
o con su fragancia ocultar ciertos humanos edores
propios de la domesticación social
envuelta en falsa belleza textil y cosmética
llenando irremisiblemente la despensa espiritual
de facilidades conductuales que hacen la vida
aún más sumisa…

Pero el depredador, por contra de la presa
que está predispuesta a asustarse ante cualquier cambio
y de ésta manera salir corriendo incluso haciendo el ridículo
pues por manso que parezca,
y aunque a veces hasta pazca y se avegane,
sigue demostrando en su forma de caminar
y más aún en su aura y forma de respirar
esa capacidad inevitable de destrucción total
que aplaca los instintos hasta acabar con la vida
para que sirviéndose de ellos
él sea más él..”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.