22 may. 2010

Ciertamente, en toda época,

"Ciertamente, en toda época,
han existido y, existirán,
circunstancias llamativas
que por el quebranto que suponen
hagan alzar la voz
ora en murmureo,
ora en acusación
buscando reproche y castigo
de quien en la norma
no se conforma
y obrando como obra
se crea digno,
incluso más que uno.

Será por envidia o por ambición,
que en oteadores de la conducta,
- en la igualdad normal -
se convierten algunas personas
para que nadie pueda volar
viviendo mas allá
de las enseñanzas impuestas,
cuyo límite está
en la humillación
de no poder avanzar.

Será ese el caldo de cultivo
donde germine lo peor
de quien golpes en el pecho
se de en forma de comunión
con quien no tienen mas que hacer
que ser vigías de la moral
con cuyo pecado puedan luego confesar,
e ir a comulgar hacia la Gracia de Dios,
que como todo lo perdona
no será mas
que una confesión mas.

Malditos hipócritas
que hacéis de la vida un circo
donde el puesto del domador
es toda vuestra ambición
sacando beneficio a la humillación
con la que sometéis a los demás seres
sin preocuparos del coste humano
que sobre ellos recaerá.

Ciertamente, en toda época,
han existido y, existirán,
morales hipocresías
e hipócritas morales
cuyo disfrute está el dolor
que son capaces de causar
y sólo puede ser debido
a la maldad que está detrás
de la envidia, la ambición
o la frustración."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.