28 may. 2010

Han llegado historias a mi oído

"Han llegado historias a mi oído
de personas que me las contaban
con el sentimiento del recuerdo
que se les había quedado impreso
y con entonaciones y gestos
intentaban transmitirme
una conclusión definitiva
a la que, quizá, yo no llego,
porque no es mi vivencia.

Bien sea por buenas o malas
intentas imbuirte en ellas,
quizá por simpatía circunstancial
o por asertiva convivencia,
pero ellas se quedan dentro
dándote vueltas en la cabeza
como queriendo encontrarles
algún punto de aplicación propio,
para saber si sirve de algo su enseñanza,
para encontrar su posible verdad.

De ellas me llaman la atención
las que relataron una quiebra
con quienes decían amar
y por sus circunstancias históricas
la separación produjeron
con motivos más que justificados entonces
pero, al final se juntan de nuevo
y siguen viviendo hasta la muerte
con la calidad afectiva satisfactoria
que uno creía haber perdido.

Me invoca recursivamente el recuerdo
este aparente desvarío sentimental
pues mágicamente volvieron a unirse
porque más pesaban las circunstancias
que con esa convivencia común generaron
que el cumplimiento de los deseos
más fervientes y la vida mas plena
que uno consiguió tras la ruptura.

Quizá fueran almas
que necesitaban volar
para volver a encontrarse
como depuración necesaria
antes de la muerte,
o quizá sean esas obligaciones
que al haberlas generado
uno no puede vivir sin cumplirlas
y ésto te cambia tu parecer
tras haber comprobado
que los deseos
no te calman."

2 comentarios:

  1. no entiendo el final,¿o esta incorrecto?
    un saludo.

    ResponderEliminar

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.