16 ene. 2011

Cuántas veces me pregunto...

“Cuántas veces me pregunto
si lo que acaece no será por ser deseado
y en ello la voluntad intervenga
mas allá de las creencias y planteamientos
favoreciendo que se den las circunstancias
para que puedan darse esos deseos
en el habitual día a día
donde uno se somete, con gusto o no,
a esas rutinas obligadas
donde no tienen cabida
ni sueños ni sentimientos
que no conduzcan al fin esperado
con las acciones supuestas,
pero el acaecer sucede.

Cuántas veces me pregunto
si no será que el deseo transforma
al deseoso en el medio necesario
para llegar lo mas lejos posible
de lo que hay detrás de él
y voluntariamente el apetito aumente
con esas apariencias de tanto bien
viviendo ese espejismo tan de cerca
que no tenerlo es agonía
y conseguirlo es voluntad.

Cuántas veces me pregunto
si no será que con el deseo
uno es capaz de ver el mundo
con los ojos propios de un hombre
que no se resigna a vivir su corta vida
anclado en supuestos de vida
que lo único que hacen es ordenarle la vida
para que no perciba que existen
otras vidas.

Cuántas veces me pregunto
¿por qué el deseo?
Si con ello transgredo la norma
porque no es sólo el deseo
sino la voluntad de alcanzarlo
y con ello adquirir su sentido
es lo que quiero.

En el fondo la vida
es el riesgo de desear lo indeseable,
hacer lo inapropiado
y con ello ser
lo que uno nunca deseó.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

podcast

Os presento los audios en los que he dividido un ensayo que espero os cale. Aunque está ordenado desde el último al primero, aconsejo empezar por el principio.